Siete errores comunes que debe evitar al comprar su vestido de novia

Antes de que comience su viaje para encontrar el vestido de novia perfecto, nos hemos tomado el tiempo para describir algunos errores comunes que cometen las novias al comprar un vestido, con suerte esto le ayudará a evitarlos.

1. Compre su vestido de novia muy temprano

Es muy difícil elegir un vestido de novia si no se ha fijado la fecha y no se ha asegurado un lugar. Hay muchos factores sobre el día de su boda que influirán en el vestido de novia que elija. El lugar, por ejemplo, puede tener en cuenta los detalles y los adornos de su vestido, digamos que decide tener la ceremonia en una playa, entonces un vestido demasiado detallado puede no verse tan bien.

Una de las principales razones por las que una tienda de novias preguntará sobre la fecha de la boda es para saber cuánto tiempo tienen para trabajar en su vestido, esto también les proporciona una forma de sugerir opciones de vestidos que le queden bien. Por lo general, al diseñador le tomará de cuatro a ocho meses diseñar y hacer un vestido de novia deslumbrante, por lo que es importante saber la fecha de la boda. Otra razón para no comprar temprano es que puede perderse la colección más nueva de su diseñador favorito.

La razón principal por la que una tienda de novias te pedirá la fecha de tu boda es para que conozcan tu cronograma y puedan sugerirte vestidos apropiados. La mayoría de los diseñadores tardarán entre cuatro y ocho meses en hacer un vestido de novia, por lo que conocer las fechas es clave. Además, no querrá comprar demasiado pronto y perderse algunas de las últimas colecciones de su diseñador favorito. Aquí están algunas Buenos consejos.

2. Tener toda la fiesta nupcial y los extras

Comprar tu vestido de novia es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar con respecto a la boda. Tener demasiadas personas sentadas, ansiosas por poner su granito de arena, puede hacer que sea estresante y mucho más difícil tomar la decisión correcta. Siempre es una mejor idea contar con un par de personas cuyas opiniones valore y en las que confíe cuando compre su vestido especial.

3. No mantenerse dentro del presupuesto

Es obvio que ya se ha establecido un presupuesto incluso antes de comenzar sus compras, pero lo importante es cumplirlo. Es un trabajo de consultores nupciales asesorarle sobre los mejores diseñadores y estilos que se ajusten a su presupuesto, así que evite probarse vestidos que no pueda pagar. Puedes pensar, oh, un vestido tan hermoso, no hay nada de malo en probárselo, será divertido. Sin embargo, existe la posibilidad de que te enamores del vestido que no puedes pagar, después de eso no sentirás que ningún otro vestido es lo suficientemente bueno y eso puede ser terriblemente decepcionante, así que ni siquiera vayas allí. Hay un montón de hermosos vestidos de novia a precios razonables; mira estos vestidos de Lusan Mandongus en Teokath.

Tenga en cuenta que al hacer un presupuesto para su vestido, debe incluir cualquier costo que pueda haber por alterar el vestido. El costo variará dependiendo de la cantidad de modificaciones realizadas, pero definitivamente puede agregarse, así que téngalo en cuenta.

4. Demasiadas fotografías

Una foto tomada con un teléfono inteligente no es la mejor manera de representar la apariencia real de su vestido. Una imagen también puede publicarse accidentalmente en línea donde todo se propaga como la pólvora y la persona equivocada podría recibirla. Tenga en cuenta que, por motivos de derechos de autor, la mayoría de los diseñadores no permiten que se tomen fotografías de sus diseños antes de la compra, por lo que, para estar seguro, es mejor venir preparado con las personas en las que confía para ayudarlo a tomar esta decisión.

5. Sea inteligente, no emocional

Es bastante frecuente que en esta línea de negocio nos encontremos con novias que quieren elegir un vestido que dentro de veinticinco años lucirá clásico y atemporal en sus álbumes de boda. Un vestido de novia no se trata de fotografías que mirarás en el futuro, es para una ocasión muy especial en un día muy significativo. Tal vez terminará eligiendo un vestido de moda y eso está perfectamente bien, siempre recordará y apreciará la forma en que se veía y se sentía con él en su día especial.

6. Pensar demasiado en el tamaño

La talla de un vestido de novia suele ser un par de tallas más pequeña que la ropa que compra para el uso diario, por lo que es importante no centrarse en un número, sino más bien en cómo le queda. Es importante que si está pensando en perder algunos kilos antes de su día especial, establezca metas realistas. Recuerde que es bastante fácil llevarse un vestido si pierde algunos kilos, sin embargo, hacer un vestido más grande no es tan fácil.

7. ¿Comprar un vestido del que no estás enamorado?

Estoy seguro que durante años has soñado con cuál sería el vestido perfecto, por supuesto, como mencionamos anteriormente, es muy importante tener en cuenta tu presupuesto y respetarlo, pero hoy en día hay innumerables diseñadores que crean colecciones deslumbrantes, muchas de las cuales son bastante asequibles. así que no te conformes con un vestido que no te apasione.

Start typing and press Enter to search